Tras ocho años de cautiverio, durante los que se realizaron varios intentos para lograr la liberación al medio natural de Huayrurín, y tras convertirse en la principal atracción del Parque Zoológico de Quistococha en Iquitos (Perú), su entrenadora y una serie de organizaciones como Solinia, el Centro de Rescate Amazónico CREA, World Animal Protection, la Fundación Omacha…