Luego de que los restos de 15 delfines rosados (Inia geoffrensis) fueran encontrados en agosto del año en curso a las orillas del río Tapiche cerca de la ciudad de Requena (Loreto, Perú), tres cuerpos más fueron reportados en los pasados días de noviembre por un habitante de la misma zona, quien además asegura, como se evidencia en la fotografía más adelante expuesta, que los delfines hallados presentan heridas de machete en sus cuerpos.

Con el aumento de la creciente de agua y, en consecuencia, el incremento de la actividad pesquera, la cacería por retaliación se intensifica debido a que los delfines se acercan a las redes para atrapar los peces y se inicia una competición entre los delfines y los pescadores que frecuentan la zona. Sumado a lo anterior, la pesca de “Mota” aparentemente ha empezado a surgir en la región, lo que significaría que los delfines están  siendo usados como carnada para la captura de este pez carroñero.

Restos de un delfín rosado en la región de Loreto, Perú - Archivo particular, Asociación Solinia
Restos de un delfín rosado en la región de Loreto, Perú – Archivo particular, Asociación Solinia

 

Especies como los manatíes y lobos de río también se han visto afectados por las problemáticas antes expuestas, razón por la que la Asociación Solinia en conjunto con Fundación Omacha han empezado a trabajar en la consolidación de un plan de manejo y de  iniciativas de conservación enfocadas en la educación ambiental.